Tradición, gastronomía y el dulce en el Corpus

Publicado por: Elias Zreik En: Noticias El: 17/06/2019 Comentario: 0 Acceso: 886

El 20 de junio tendrá lugar en Toledo la fiesta más importante de nuestra ciudad, la celebración del «Corpus Christi» una ocasión excepcional donde puedes disfrutar de una procesión en el caso antiguo de Toledo, así como festejos especiales, conciertos, corridas de toros, o simplemente pasear por las preciosas calles toledanas que se visten de gala para estos días.

 

Sin duda alguna, uno de los atractivos de esta fiesta religiosa, es todo el boato de costumbres que acompañan al “Corpus Christi” y la exaltación íntima y festiva a la vez que transmiten los toledanos oriundos.

 

La procesión del Corpus en Toledo (España) es una solemnidad católicaeucarística de tradición muy antigua que se celebra cada año en esta ciudad. Es la fiesta principal de los toledanos y de gran notoriedad entre los católicos españoles, habiendo sido declarada en 1980 de Interés Turístico Internacional. De ella cabe destacar la Custodia de Enrique de Arfe de principios del S.XVI que ese día luce por las calles de Toledo.

 

Unos días antes de la fiesta empiezan las preparaciones tanto en las calles del recorrido como en la propia Catedral de Toledo y plaza de Zocodover. Las calles se cubren con los antiguos toldos que proceden de los gremios de tejedores y sederos. Las calzadas se salpican de plantas olorosas (cantueso, romero, tomillo). Los propietarios de las casas de todas estas calles adornan sus balcones con reposteros, banderas y otros ornamentos apropiados.

 

La gastronomía en el Corpus de Toledo es uno más de los vértices multicolores de la celebración. Nadie que llegue al Corpus, puede escapar al espectáculo visual, íntimo, religioso, olfativo, pero también gustativo. La gastronomía forma parte inseparable de esta Fiesta declarada de Interés Turístico Internacional. Unas carcamusas o una perdiz estofada de los montes de Toledo por ejemplo… Y sin duda nuestro exquisito mazapán.

 

Una de las tradiciones es hacer la compra de los típicos dulces, tartas, mazapán, anguilas, pastas… artesanales elaboradas en el obrador San Telesforo en Toledo.

 

Al término de la procesión, una de las costumbres de los cientos de turistas y lugareños es visitar nuestra confitería de la Cuesta del Alcázar, esquina Plaza de Zocodover por donde transcurre la procesión, y comprar especiales regalos de inmenso valor no solo natural y nutricional, sino cargados de sabor secular para amigos y familiares, en especial el mazapán artesano de nuestro obrador en Toledo.

 

Hoy en día puedes disfrutar, recuperar esta tradición y volver a poner en tu mesa una tarta de mazapán y unos helados de elaboración artesana, 100% naturales, sin aditivos y que esos días de calor nos apetecerán sin duda! En el obrador San Telesforo en Toledo estos días están a tope preparando de todos los sabores para dar gusto a todos. Porque nuestros helados artesanos son nutritivos, riquísimos y muy demandados, en especial este día que la gente los compra para llevar a casa.

 

Curiosidades de la fiesta

 

El día anterior al Corpus tienen lugar las distintas reuniones de los gremios y hermandades que celebran sus propios actos, como entrega de medallas o admisión de nuevos miembros.

 

Sobre las once de la noche se hace una especie de ensayo con una comitiva oficial donde va el pertiguero vestido de negro, cuya medida de la vara corresponde a la altura que alcanza la custodia; este día va midiendo los espacios correspondientes para que nada impida el lucimiento del cortejo al día siguiente.

 

Por la tarde de ese día de vísperas, sale el desfile con la Tarasca, ​ los Gigantones y una serie de comparsas de música, para animar a los toledanos y a los más pequeños y prepararles para el día siguiente.

 

Y la noche de la víspera del Corpus es una gozada hacer el recorrido de la procesión del día siguiente, disfrutando a través de los cinco sentidos de las calles engalanadas. Lo mismo que hacerlo muy tempranito cuando aún está todo preparándose en la catedral y las calles tienen ese manto de tomillo que las cubre y perfuma con ese olor tan rico e inconfundible del Corpus de Toledo.

Comentarios

Deje su comentario