Recupera la tradición de regalar a tu ahijado una anguila de mazapán artesano

Publicado por: En: Mazapán y especialidades El: Comentario: 0 Acceso: 1777

En San Telesforo celebramos la llegada de cada año haciendo felices a las familias. Y este 2019 empezamos retomando esta preciosa costumbre y, como tanto nos gusta, ampliamos ideas y más ideas.

Estamos empeñados en aunar la tradición con la modernidad. Por eso, nos apuntamos a los gustos de los más pequeños, como las notas que hemos ido dejando en este espacio. Son las más de las veces divertidas (el calendario de Adviento, el árbol de Navidad comestible…) y también un placer para toda la familia.

Llevamos desde 1806 haciendo el mejor mazapán en nuestro obrador de Toledo, pero no nos queremos quedar solo en la tradición. Estamos orgullosos de nuestro origen y de estos dos largos siglos guardando, de mano en mano, de generación en generación, una receta única. Eso no quita para que queramos ir siempre a más. Y ese más son propuestas especiales como las que van desde las modernas mesas dulces que tanto gustan a pequeños y mayores como los eventos donde nuestra tarta de mazapán ha sido la protagonista. Lo hemos ido desgranando semana a semana en este espacio.

En San Telesforo queremos recuperar las tradiciones y…

Creemos en lo que se hace con amor y más si ese hacer lleva cuidándose (sin interrupción) durante siglos. Por eso, estamos empeñados en recuperar las tradiciones de siempre (como los maravillosos huesos y buñuelos del Día de Todos los Santos). Así, nos afanamos por conservar todo aquello que perdura a pesar de las modas: los dulces para Navidad, las meriendas de las tardes de otoño, el exquisito roscón de Reyes que da paso al día de la ilusión…

En San Telesforo sabemos que la tradición es un aval de lo bien hecho. Año tras año, recibimos a las familias en nuestras confiterías de Cuesta del Alcázar y Mercadito Plaza de España en Buenavista que se aprovisionan para los mejores días con nuestras delicias.

… Y también adaptarlas y ampliarlas al gusto del siglo XXI

Pero nuestra gran familia quiere ir a más siempre. Y recordamos, como hoy, tradiciones olvidadas como esa que consistía en regalar a los ahijados por Navidad una maravillosa anguila de mazapán. Hoy los peques reciben multitud de presentes y las cartas a los Reyes Magos, a veces, son muy largas.  Además,  hay más de un día en los que también se agasaja a chicos y mayores (desde la Primera Comunión hasta los cumpleaños). Aún así, aún disfrutando de todo esto, ¿qué cara crees que pondría si su madrina o padrino le llevara una anguila como era costumbre antes? Pero en San Telesforo vamos a más… ¿continúas con nosotros?

Las anguilas de San Telesforo, una obra de arte de la repostería

Las anguilas de San Telesforo (las más pequeñas también llamadas anguilitas) son un dulce típico de Toledo. No las encontrarás en otra parte del mundo… Bueno… pueden que nos hayan copiado, pero las originales son de aquí. Son una escultura de mazapán en forma de anguila que se enrollan sobre sí misma y vienen presentadas en cajas decoradas de cartón. Ya solamente la caja es un regalazo, hecha a mano, una a una y con fotos de la ciudad de Toledo, la mayoría fotos antiguas, la caja es una preciosidad. Las anguilas se elaboran en mazapán y en el interior se les añade un relleno, a elección, de yema o cabello de ángel. Cada una se hace a mano en un proceso artesano laborioso en el que se exige mucha destreza.

Las anguilas de San Telesforo, que también puedes encontrar en nuestra tienda online, van decoradas primorosamente a canutillo, con glasa real (mezcla de clara de huevo y azúcar glas) y se les añade fruta confitada de excelente calidad, las mismas que lleva nuestro roscón de Reyes. Ya en su caja colocadas son, en sí mismas, no solo una delicia, como nuestros turrones o el mazapán sino, además, una auténtica obra de arte.

Antes de la sociedad de consumo actual, las anguilas eran los bienes preciados que se regalaban a lo ahijados de Toledo. Y eso es lo que proponemos hoy en San Telesforo. Eso y más. ¿Por qué? ¿Seguimos?

¿Cómo disfrutar de una anguila artesana de San Telesforo?

¡Claro que el afortunado con este presente se la puede comer en soledad! Pero en eso no consiste el disfrute. Por eso, vamos a proponer más y más ideas. Anota estas cuantas.

1.- Una anguila puede sustituir perfectamente a una tarta de cumpleaños, sobre todo si el homenajeado ya tiene una cierta edad.

2.- Es perfecta como postre en las grandes comidas de otoño y Navidad (Todos los Santos, Nochebuena, Nochevieja, Día de la Constitución). Las pequeñas, además, son una dulce tentación para celebrar San Valentín, ya sea como postre o merienda.

3.- En este mismo sitio hemos dado ideas para incorporarlas a un foodtruck en eventos familiares  o a las mesas dulces que tanto nos gustan.

4.- Solo con una anguila de buen tamaño se puede celebrar un té de la tarde de una forma totalmente diferente.

5.- ¿Y qué me dices si la metes en una cesta de picnic  y te vas al campo? Que los peques y los mayores van a disfrutar de lo lindo seguro.

6.- Además, las anguilas no solo están decoradas en su interior sino que el envoltorio (las cajas) son muy bonitas. Por eso, son perfectas para regalar y no solo a los ahijados (como manda la tradición) sino  también entre enamorados, al cabeza de familia en el Día del Padre, a cualquier cumpleañero y a propósito de cualquier celebración.

7.- Aunque es un dulce delicado se puede trasladar bastante bien. Por eso, puedes comprarla en nuestra tienda online si no vas a pasar por Toledo.

¿Te apuntas?

Por Candela Vizcaíno

Comentarios

Deje su comentario