Comidas de Navidad y de postre sopa de almendra de San Telesforo

Publicado por: En: Mazapán y especialidades El: Comentario: 0 Acceso: 2695

Estamos dando cuenta del calendario de Adviento. Y habrá hasta quien haya ya puesto el árbol de Navidad. Con nuestras propuestas, además, no va a hacer falta comprar muchas bolas. Que,en San Telesforo como hemos hecho de la felicidad de las familias nuestra meta, hemos puesto hasta mazapán como adorno. Si no te haces a la idea, te  hemos dejado este link con algunas sugerencias festivas para disfrutar de nuestras delicias dulces de una manera muy original.

Porque decir Navidad es decir mazapán pero también marquesas, polvorones, pastas… Y también es decir turrón como los que hacemos en San Telesforo. Son una delicia gourmet apta para los sibaritas más exigentes con una variedad inmensa donde perderse. Que no solo tenemos el duro, blando o de yema. Y, a poco que los pruebes, vas a caer rendido al de chocolate, al pan de Cádiz, al que va mezclado con frutas confitadas, al de mazapán con chocolate y pistacho… Sabemos que se te está haciendo la boca agua. Todos ellos son un delicioso postre perfecto para cualquier ocasión incluso para un té de la tarde más que original.

 

Comidas de Navidad con sopa de almendra San Telesforo

Y si no es bastante con todo este surtido que te traemos continuamente, hoy te vamos a proponer otra idea para rematar una comida de la mejor manera. ¿Acaso no es la época de los almuerzos (o cenas) previos a Navidad con amigos y compañeros de trabajo? Que dejamos reservados los días grandes para la familia más cercana pero nuestro amor va más allá.  ¿Qué traemos hoy? Pues la tradicional sopa de almendra como postre.

La sopa de almendra es un postre tradicional de Toledo cuyos orígenes son remotos y difíciles de rastrear, aunque tiene una base morisca. De la Ciudad del Tajo se ha extendido a Madrid y buena parte de las dos Castillas. Las recetas más antiguas se elaboraban mezclando leche y almendras molidas a través de un proceso muy laborioso. Hoy, sin embargo, es muy fácil hacerla con nuestra pasta para sopa de almendra.

En Toledo es el postre típico de los días grandes de Navidad (24, 25 y 31 de Diciembre, 1, 5 y 6 enero). Se puede tomar fría, templada o caliente (tal como apetece ahora). Está deliciosa, con su sabor suave y dulzón pero sin ser empalagoso, con una textura granulosa pero sin exagerar. Aparte de tomarla como postre (en lugar de una tarta por poner un caso) también puede acompañarse en la merienda combinada con zumos, chocolate caliente y los deliciosos buñuelos.

La sopa de almendra es el broche de oro a cualquier comida con amigos y compañeros de trabajo. A partir de aquí podéis seguir la fiesta sin ningún problema.

 

Cómo se prepara la sopa de almendra a base de pasta de mazapán

Hoy nos hemos levantado muy generosos y vamos a revelar los secretos de esta delicia culinaria. Vas a necesitar la pasta para sopa de almendra que vendemos en nuestra tienda online y en las confiterías de Mercadito Plaza de España y Cuesta del Alcázar, esquina a Zocodover. Anota:

Ingredientes para realizar sopa de almendra típica de Toledo (para cuatro o seis comensales)

  • 1 litro de leche entera a ser posible ecológica.
  • 1 barra de pasta para sopa de almendra de 200 gramos. También está disponible en 100 gramos. Está elaborada con azúcar y almendras, al 50% como el delicioso mazapán de nuestro obrador de Toledo desde 1806. De hecho esto es nuestro mazapán, el que luego utilizamos para hacer todo: figuras, anguilas, delicias, etc…
  • Una ramita de canela muy pequeña. 
  • La piel de 1 naranja previamente lavada y sin la parte blanca que amargaría.

Elaboración de la sopa de almendra de Toledo

Calienta la leche sin que llegue a hervir junto con la piel de naranja y la canela. Retira del fuego y desmenuza muy bien la pasta para sopa de almendra y ve removiendo a la vez. Tienes que ir mezclando con varillas o ayudándote de una batidora. Dejar enfriar. El resultado tiene que ser un líquido blanco (como la leche) pero con una textura especial en el que se notan unos granos mínimos procedentes de la almendra. Al paladar tiene que ser dulce sin llegar a ser empalagosa y no debe ser muy fuerte. Tampoco debe sobresalir especialmente ni el sabor de la canela ni de la naranja.

La sopa de almendra se puede tomar en vasitos o copas en las que se pueda beber, como un zumo o un batido, pero lo suyo es tomarla como su nombre indica, como una sopa, con cuchara y estando templada. A la hora de servir, se añaden finas rebanadas de pastas marquesas San Telesforo que se deben partir en ese momento para que no pierdan textura. Las marquesas pueden seguir añadiéndose a gusto del consumidor igual que la canela espolvoreada por encima.

Si lo tuyo es la creación en los fogones seguro que puedes elaborar con esta base un sinfín de creaciones, aunque la tradicional es esta que presentamos. Es una forma dulce, bonita y sencilla de celebrar la Navidad como se hacía antes, con los productos naturales seleccionados con amor.

¿Te apuntas a la sopa de almendra para terminar tus comidas de Navidad? Si tienes cualquier duda, en San Telesforo te la solventamos. Recuerda que también estamos en Facebook.

Texto por Candela Vizcaíno

Foto por Ángeles Junquera

Comentarios

Deje su comentario