Cómo preparar meriendas con mazapán para las tardes de lluvia

Publicado por: Candela Vizcaino En: Fiestas con mazapán El: 16/11/2018 Comentario: 0 Acceso: 1276

Ya está aquí el otoño con sus tardes frías y, a veces, con lluvia. Aún quedan algunas semanas para que todas las ciudades de España (y de Europa) se iluminen con millones de luces, buenos deseos y atracciones para los peques. El verano, con sus fiestas infinitas, queda lejos y Halloween con su correteo de niños ya pasó.  Pero en San Telesforo continuamos haciendo deliciosos mazapanes siguiendo una receta familiar que ha cumplido 212 años. Quizás este plan invite a la pereza (merecida), a quedarse en casa y a no moverse mucho. Eso no quita para que el disfrute sea maravilloso. Porque hoy proponemos meriendas con mazapán (y otras delicias de San Telesforo) para las tardes de lluvia. ¿Te apuntas?

Meriendas familiares de otoño con mazapán y otras delicias de San Telesforo

Son días para quedarse en casa y abrir las puertas a los más íntimos, pero eso no quita para que la ocasión se convierta en una fiesta. Son los momentos especiales los que nos dan la felicidad y, también, la tranquilidad. De ellos vivimos. Nos alimentan y nos fortalecen. Las horas pasadas con los que amamos se convierten en tesoros a los que acudir cuando estamos de bajones. En San Telesforo lo sabemos. Por eso, damos ideas y más ideas para que cualquier gesto, tanto en vacaciones, con los amigos o al calor de la familia, sea especial. Puede ser un brunch, un té de la tarde o una ceremonia del calado de una boda. ¡Pero también una merienda! ¿Qué nos dices?  

Porque en otoño no va a ser todo citas culturales (hemos participado en Mazapanoir) o los grandes fastos de Halloween. Ya sabemos (por todos los dibujos recibidos) que tienen sus fans incondicionales. Hay más días y cada uno de ellos puede ser especial, único, distinto, para recordar… si nos lo proponemos. Así que, como ya hemos encendido la chimenea y lo hemos celebrado como se merece (¿una tarta quizás?) y se han agotado todos los buñuelos y huesos de santo, vamos a hacer una merienda con mazapán.  Que no falten tampoco otras delicias dulces de San Telesforo.

Cómo convertir una merienda con mazapán en una auténtica fiesta

Es muy importante la actitud, que ya sabemos que podemos devorar cualquier cosa de pie en la cocina o tomarnos un tiempo (el mejor de los regalos) para los nuestros. Y en eso estamos hoy.  Aunque el formato está tomado de una mesa dulce (como las que ponemos en las fiestas infantiles o hemos organizado para Halloween), no hace falta que sea tan completa. ¿Qué te parecen estas propuestas?

1.- Búscate un lugar donde puedas exponer tanto el menaje que vas a utilizar como los dulces y bebidas que se van a ofrecer.

2.- No es necesario que vayas a la floristería pero seguro que encuentras en casa o de paseo algún elemento vegetal que pueda servir de adorno. No recargues para que todo sea fluido.

3.- Coloca las piezas del menaje en orden y accesible para evitar accidentes.

4.- En nuestras confiterías te podemos ofrecer lo que desees y en nuestra tienda online tienes surtidos de mazapán de distintos pesos aptos para cualquier familia. Estos son los más adecuados para una merienda con niños ya que son pequeños y se pueden coger con los dedos. En las cajas de surtidos también te encuentras los jamoncitos y las empanadillas rellenas que están deliciosas.

5.- Ya se va apeteciendo los polvorones y algunos mantecados. Otra idea es adelantarte a la época de regalos y llevarte algunos de nuestros deliciosos turrones. Los hay de muchísimos sabores y todos ellos son un regalo para los paladares más sibaritas. Previamente cortados en dados, los puedes ofrecer dispuestos en forma de pirámide o cono. ¡Solo hace falta un poquito de pericia! ¿Y qué me dices de las anguilas de mazapán?

6.- No te olvides de las bebidas que, en otoño, se apetecerán calientes. Las infusiones tipo poleo menta, manzanilla, té verde o blanco van divinamente con el mazapán. Si algún invitado o los peques de la casa piden otra cosa, puedes hacer incluso un chocolate caliente. Las bebidas carbonatadas, azucaradas y con gas no van bien con nuestras elaboraciones gourmets. Son mejores los zumos naturales (pera, piña, manzana…) si quieres completar con algo frío.

7.- Dispón las sillas alrededor de mesa y coloca una servilleta para que esté claro dónde se encuentran los asientos. Así cada uno se puede servir lo que quiera pero siempre puede seguir con la charla familiar.

8.- Una fiesta que se precie de serlo no estaría bien sin música. No hace falta que los vecinos llamen a la policía. Con algunos temas bonitos de fondo será suficiente para hacer una velada perfecta. Prepara también algunos juegos de carta o adivinanzas para cuando se termine toda esta deliciosa comida. Así se puede seguir la reunión familiar durante más tiempo.  

En San Telesforo hacemos de la felicidad de las familias nuestra meta diaria. Por eso, no nos cansamos con estas propuestas que hacen de actos sencillos momentos únicos. Aunque las grandes fechas están también para disfrutarlas, no hace falta que sea un aniversario o Nochebuena para pasar un rato inolvidable con los nuestros. Con ese espíritu hemos organizado esta merienda con mazapán para disfrutar de los días de lluvia o de nublado o de niebla o, incluso, de sol.

¿Hablamos?

Fotos y texto por Candela Vizcaíno

Comentarios

Deje su comentario